Nuevas Identidades

2008. Casa de la Memoria/ 1er Salon de Arte Cerámico, Pergamino

1/1
Elementos irruptivos de una secuencia lógica de objetos que se multiplican y se acumulan para dar testimonio de una sociedad des-humanizante. Diversidad radiográfica inexplorada que constata ese momento del estar del otro lado e irrumpir el discurso homogéneo de la cosa que hace su aparición sobre la idiota perfección paralizante capturando lo voz en el quiebre receptivo de lo que no esta, lo que se esconde, lo que no quiere verse o falta en el juego sucio de la voz negada.
Reflexionar sobre nuestras prácticas cotidianas debería ser un ejercicio que emprendamos más a menudo, como una manera de des-naturalizar aquello que hemos llegado a creer natural y constitutivo de una manera de ser, esos (¿pequeños?) despotismos cotidianos que se inscriben en los cuerpos como perversas normalidades. Las formas del arte pueden ser la herramienta que sacuda las miradas y mine las certezas, que introduzca las preguntas e inquiete las apariencias…
S.R.