TECNOPHILIA 

2014 Museo Municipal de Arte Moderno de Mendoza

La historia de los inventos técnicos pertenece a la historia de la humanidad. Técnica y naturaleza no se oponen, pues,  la historia del hombre es también historia de la naturaleza."La técnica en su aspecto fenoménico es un reino de mecanismo pero un reino de mecanismos sin autonomía propia, creada por el hombre. La capacidad de nuestra especie es una capacidad finita, poco definida y poco dotada, pues bien por medio de la técnica esa capacidad ensancha los límites impredecibles; su poder.

El hombre arranca trozos de la realidad y los convierte en objetos, cosas que desde ese momento pasan a formar parte de una red, donde únicamente tienen sentido, de medios, motivos o fines.

Es el hombre el que tiene la percepción de la percepción, quien puede poner distancia entre percepción y reflexión, quien puede reflexionar e imaginarse lo que no existe o proponer lo que tiene que existir. El objeto técnico es el producto de esa reflexión. La técnica nos sirve para separarnos de la naturaleza y dominarla.

Fueron los griegos quienes establecieron la distinción entre Tekné y Ciencia, entendían por Tekné la habilidad mediante la cual, se hace algo se transforma, una realidad natural en una artificial, según reglas y por eso se puede trasmitir y aprender. La Tekné era la relación de un conjunto de acciones para alcanzar un fin, la Ciencia era la búsqueda o contemplación de la verdad. La Tekné era cosa del entendimiento y la ciencia de la razón.

La técnica cruzó una frontera, no se sabe a donde y al mismo tiempo, puso en las manos del hombre un poder que nunca había tenido, este hombre se ha visto obligado a pensar sobre la técnica y no solo a celebrar sus logros, sino también a pensar sobre su uso, sus límites y sus fines.


S.R.

 

1/10